Innovación, la clave del crecimiento empresarial

Octubre 15, 2019

La economía mundial no está en su mejor forma, de acuerdo con el Indicador Global de Actividad Económica (IGAE), en México se registró un decrecimiento en la actividad económica por tercera vez en el año; los sectores más afectados son el minero y el constructor con una caída del 7.4% y 9.1%, respectivamente.

Esta contracción afecta también a otros sectores, el sector de servicios creció apenas 0.2%, mientras que el del comercio cayó un 1.6%. Con este panorama, las empresas no deben quedarse esperando, sino deben explorar nuevas alternativas de transformación para enfrentar el panorama y salir avantes.

Está comprobado que la innovación es palanca de crecimiento, aquellas empresas que se atreven a innovar, aumentan sus posibilidades de alcanzar nuevos mercados y ayudan a impulsar la economía. Los ejemplos más conocidos son compañías como Uber, Netflix, Airbnb o Clip, que crearon modelos y productos lo suficientemente innovadores que revolucionaron su propia industria.

Hoy México se encuentra en el tercer lugar de innovación en Latinoamérica y el Caribe, pero apenas en el 55º a nivel mundial, esto de acuerdo con el Índice Global de Innovación 2019 realizado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI). Aún hay mucho camino que recorrer.

Si tu empresa desea tener una operación saludable a largo plazo, debe pensar en la innovación: ¿cómo agregar valor a lo que ya haces? Para esto existen metodologías probadas que pueden ayudar a sobrellevar crisis, a expandirse a nuevos mercados y a crear nuevos paradigmas:

1)   Design thinking: este método se basa en el diseño de pensamiento (como su nombre lo indica) para crear nuevos productos. Sus pasos esenciales son:

a)   Generación de empatía: comprender un problema y dar la solución deseada: satisfacer al cliente.

b)   Trabajo en equipo: todos son bienvenidos, distintas perspectivas aportarán mayor valor al nuevo producto.

c)   Prototipos: esta metodología se centra en probar el producto hasta que cumpla su objetivo y satisfaga a sus posibles compradores.

Puedes encontrar más detalles del Desing Thinking aquí: http://www.designthinking.es


2)   Lean Startup: al igual que el Design Thinking, esta metodología busca resolver un problema, pero a través de una idea probada y al escuchar al cliente que se beneficiará con esta innovación. Su pasos fundamentales son:

a)   Plantear una hipótesis.

b)   Validar dicha hipótesis a través de los posibles clientes.

c)   Medir los resultados de la validación de la hipótesis.

d)   Ajustar la hipótesis si es necesario.

e)   Repetición del ciclo.

Esta metodología te ayudará a poner en orden ideas y validar cuál sería la más exitosa a través de la experimentación y la constante comunicación con tu mercado. Puedes aprender más de Lean Startup aquí: http://theleanstartup.com/


3)   Open Innovation: este método acuñado en 2003 trata de hacer innovación abierta, esto significa contribuir al mercado con tus innovaciones y a su vez apoyarse de otras empresas o industrias. Se asemeja a la investigación científica, que usa otros estudios para validar o complementar sus descubrimientos. Para alcanzar el máximo potencial de este método, la empresa debe estar dispuesta a abrir su propiedad intelectual y a colaborar; las organizaciones tendrán la opción de determinar hasta dónde comparten sus ideas.

Para aprender más de esta metodología puedes consultar: https://www.openinnovation.eu  

Innovar no necesariamente se trata de crear algo nuevo que nunca nadie haya visto antes, sino de implementar nuevos caminos para producir o darle una nueva esencia a servicios preexistentes que aporten valor y se conviertan en el diferenciador de tu empresa.

Una vez que hayas elegido renovar a tu empresa, para empezar a innovar con el pie derecho, Yenny Cano, directora general de Portafolio de Negocios hace estas recomendaciones:

  • Conoce a profundidad el estado de tu mercado y tu competencia: realizar constantes estudios de tus clientes y lo que hace tu competencia, te dará una idea muy clara sobre qué debes cambiar para transformar a tu negocio.
  • Mejora tu cultura organizacional: tu operación depende de tus empleados, mantener una buena cultura organizacional ayudará a que estén más motivados a innovar y a romper la resistencia al cambio.
  • Escucha a tu cliente: aprende de sus necesidades y pon atención a sus peticiones y sugerencias, las redes sociales te pueden ayudar a escucharlos.
  • Calcula los riesgos: los riesgos de pérdidas siempre existen, un método de innovación te ayudará a calcularlos y a definir cuánto estás dispuesto a aventurarte a innovar.
  • Busca recursos, tu presupuesto debe ser suficiente: cualquier innovación requiere recursos económicos y humanos, asegúrate de contar con ellos para que tu idea se convierta en realidad. En Portafolio de Negocios te apoyamos con recursos para transformar a tu empresa en poco tiempo.
CONÓZCANOS

Blvd. Adolfo López Mateos 1895
Col. Los Alpes, Cd. de México, C.P. 01010

AVISO DE PRIVACIDAD
© 2018 PORTAFOLIO DE NEGOCIOS S.A. DE C.V. SOFOM E.R.