“Low Touch Economy”: el futuro de los negocios

Julio 15, 2020

El día primero de este mes entró en vigor el Tratado de libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el cual trae oportunidades a las PyMEs mexicanas, ventajas arancelarias, posibilidades de expansión y por supuesto, recuperación económica para las tres naciones. Se prevé que solo entre EUA y México, su comercio bilateral –calculado actualmente en 600 mil millones de dólares– se triplique en cinco años.

Con este nuevo contexto comercial y aún bajo los efectos de la pandemia de COVID-19, se deben tomar en cuenta los nuevos retos en el manejo de la mercancía, su exportación, importación y comercialización final; así como la forma en que hacemos negocios debido a la limitación de viajes y reuniones.

Para hacer nuevos negocios a través de toda la cadena de suministro, hasta la entrega final, entra en juego un nuevo concepto: Low Touch Economy (Economía de bajo contacto); con la pandemia llegaron cambios en la forma en que consumimos y debido a la facilidad de transmisión del virus, nace esta estrategia que busca mantenernos más seguros mientras continuamos haciendo negocios.

La Low Touch Economy implica la disminución al máximo de los distintos puntos de contacto que podemos tener entre las personas a la hora de comercializar productos y servicios.

Por ejemplo, en lugar de asistir a una librería, ahora estas deberán poner tiendas en línea para enviar libros físicos o vender libros electrónicos; o los restaurantes en el mundo ya implementan medidas como separaciones acrílicas entre los comensales. 


Ventajas de la Low Touch Economy

Estamos en un época de cambios bruscos, y lo que ayudará a las empresas a reactivarse será su capacidad de innovar y adaptarse a la nueva normalidad.

  • Reducción en el costo de adquisición de cliente: al prescindir de algunos espacios físicos para operar, se disminuye el costo en la atención omnicanal del cliente, y se puede aumentar la capacidad de automatización.
  • Disminución del costo de producción del servicio o producto: con solo lo indispensable para operar y promocionar, además de disminuir el costo operativo de posiciones que están laborando en casa, el costo final de la producción consecuentemente baja.
  • Autonomía del cliente: la necesidad de convivir con pocas personas durante nuestro proceso de compra, impulsa el uso de dispositivos tecnológicos para el autoservicio. En lugar de pagar un producto en la caja, podríamos pagarlo a través de nuestro smartphone.
  • Posibilidades de mantener operaciones a la distancia: muchas posiciones en las empresas pueden continuar sin problema laborando desde casa, por lo que el negocio puede operar sin interrupciones.

Hasta ahora la gran mayoría de las empresas a nivel mundial han padecido el impacto del confinamiento, de acuerdo con Board of Innovation, apenas 15% de los negocios en el mundo han tenido resultados positivos y estos tienen que ver con industrias específicas o con sectores naturalmente digitales.

Con el cierre de tiendas físicas, Shopify ganó terreno al asesorar a las empresas que necesitaban migrar y ahora son competencia de Amazon con un millón de usuarios y 100 mil puntos de venta en el mundo. Las plataformas para ejercitarse en casa también crecieron, Peloton duplicó sus usuarios en sólo seis semanas. En Brasil, el e-commerce creció 128.5% entre el 24 de febrero y el 25 de marzo.

 

Primeros pasos para implementar Low Touch Economy en el negocio

La transformación es solo el inicio para incorporarse a la nueva normalidad con éxito. Las empresas tenemos que echar a andar nuestra imaginación y crear una estrategia para transitar hacia la economía Low Touch.

1.    Rediseño de la organización: control en las interacciones al interior de la oficina; establecimiento de sana distancia; cuidado y monitoreo de la salud del personal; instauración de nuevas políticas de viajes; beneficios a los empleados; flexibilidad de horarios; permanencia del home office; son algunas de las tareas que son indispensables para iniciar a operar de nuevo.

2.    Nuevos canales de distribución y entrega: considere el rediseño de rutas, preste atención a los estados con mayor número de contagios y la situación local; haga nuevas alianzas comerciales que le permita el acceso a distintos insumos por diferentes vías; diseñe nuevos embalajes que sean amigables con el ambiente, fáciles de desinfectar y que no requieran mucha manipulación; evalúe nuevos canales de comunicación para alcanzar nuevos públicos.

3.    Diversificación de productos y servicios: incursionar en nuevos negocios puede ayudar a paliar la falta de insumos por la interrupción de la cadena de suministro, si su negocio es de ropa escolar pasar a la producción de insumos médicos puede ser el camino más natural; aproveche nuevas oportunidades de innovación, no descarte transformar su negocio hacia el mundo digital.


Las empresas que comprendan cómo hacer negocios en la nueva normalidad y logren desarrollar estrategias de acuerdo con el momento epidémico, el comportamiento del mercado y los nuevos hábitos de consumo, lograrán trascender en años venideros.

Si tiene grandes ideas que llevar a cabo, le recordamos que Portafolio de Negocios está listo para respaldarle financieramente.

CONÓZCANOS

Blvd. Adolfo López Mateos 1895
Col. Los Alpes, Cd. de México, C.P. 01010

AVISO DE PRIVACIDAD
© 2018 PORTAFOLIO DE NEGOCIOS S.A. DE C.V. SOFOM E.R.